Lunes, 20 Noviembre 2017
UNRIC logo - Español

La ONU en su idioma!

Las vulneraciones de derechos humanos y los abusos perpetrados en Venezuela apuntan a una ‘política de represión’

rsz story venezuela 02v3

30 Agosto - Las conclusiones de un informe realizado por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) sobre los sucesos acontecidos en Venezuela a raíz de las recientes protestas antigubernamentales apuntan al uso de una ‘política de represión’ por parte del Gobierno venezolano.

El análisis realizado por la Oficina del ACNUDH indica que se han cometido múltiples abusos y violaciones de derechos humanos perpetrados mediante el uso generalizado y sistemático de fuerza durante las manifestaciones, la detención arbitraria de manifestantes y opositores, y violaciones graves del debido proceso judicial y patrones de malos tratos, que en algunos casos equivalen a torturas.

El informe cifra en 124 las muertes relacionadas con las protestas sujetas a investigación por el Ministerio Público hasta el 31 de julio. De este total de muertes, 46 fueron presuntamente obra de las fuerzas de seguridad y 27 de los grupos armados progubernamentales conocidos como colectivos. Todavía no se ha podido determinar quiénes fueron los responsables de los otros 51 fallecimientos aunque en el informe se indica que grupos organizados de manifestantes antigubernamentales también emplearon medios violentos, causando la muerte de 4 personas y 9 miembros de las fuerzas de seguridad.

Respecto a las detenciones arbitrarias, según cálculos fiables de las ONG locales, a partir del 1 de abril más de 5.000 personas fueron detenidas, de las que más de 1.000 permanecían todavía encarceladas el 31 de julio. Al menos 609 civiles arrestados en el contexto de las manifestaciones tuvieron que comparecer ante tribunales militares. Además, en el informe se documentan agresiones contra periodistas, realizadas por las fuerzas de seguridad, con la intención de impedir la cobertura informativa de las manifestaciones. “Los manifestantes y periodistas fueron catalogados por las autoridades de alto nivel como ‘enemigos’ y ‘terroristas’ –palabras que no ayudaron mucho a atenuar el contexto de violencia y polarización y que, más bien, quizá contribuyeron a agravarlo”, afirmó el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein. 

El Alto Comisionado reconoció que el número de manifestaciones, arrestos y muertes ha disminuido desde el 1 de agosto hasta el día de hoy, pero indicó su preocupación por las medidas tomadas recientemente por las autoridades para criminalizar a  dirigentes de la oposición mediante la Comisión de la Verdad, la Justicia, la Paz y la Tranquilidad Pública, que fue creada recientemente por la Asamblea Constituyente.

“Insto al gobierno de Venezuela a que aplique las recomendaciones de este informe y a que use sus conclusiones como guía para aportar verdad y justicia a las víctimas de violaciones y abusos de derechos humanos. Una vez más pido al gobierno que renuncie a aplicar cualquier medida que pueda incrementar la tensión política en el país y exhorto a todas las partes a que entablen un diálogo sustancial con miras a poner fin a la crisis”, concluyó Zeid.