Si no se adoptan medidas urgentes, el cambio climático multiplicará las desigualdades y profundizará aún más las brechas existentes en el desarrollo humano. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ha creado una plataforma, Human Climate Horizons, que muestra el impacto que el cambio climático puede impactar en la vida de las personas. Cambios en la mortalidad, la capacidad para poder trabajar y el uso energético.

Tan mortal como el cáncer

Por ejemplo, en Dhaka, capital de Bangladesh, tomando un escenario de emisiones muy altas, las muertes adicionales por el cambio climático en el año 2100 (132 por cada 100.000 personas al año) prácticamente duplicarían la tasa de muertes por cáncer en el país, y serían diez veces superiores a las muertes anuales por accidentes de tráfico.

No afecta igual a todos

La comparación entre países de los impactos del cambio climático en la salud de las personas apunta a un futuro de todavía mayor desigualdad: una tercera parte de los países del G20 —que generan la mayoría de las emisiones acumuladas de CO2— experimentará un aumento de la mortalidad por cambio climático. En cambio, esta cifra se dispara hasta casi las tres cuartas partes de los Países Menos Adelantados. Con esto se anticipa un aumento dramático de la desigualdad global en las próximas décadas.

Las desigualdades se disparan

Los nuevos datos muestran también que el cambio climático exacerbará las desigualdades dentro de los propios países. Por ejemplo, en la ciudad portuaria de Barranquilla, en el norte de Colombia, en un escenario de emisiones muy altas, el incremento de la tasa de mortalidad prevista para 2100 debido al aumento de las temperaturas (37 personas por cada 100.000 al año) es cinco veces mayor que la tasa anual de mortalidad por cáncer de seno en el país hoy. Esto ampliaría la brecha en la tasa de mortalidad derivada del cambio climático en comparación con la capital, Bogotá.

Human Climate Horizons y el análisis de datos

 “Climate Impact Lab combina datos a nivel mundial, el análisis de big data, y el uso de precisos modelos climáticos para estimar los costos del cambio climático, así como los beneficios de la reducción de las emisiones. Basada en investigaciones sólidas, la plataforma muestra cómo los impactos futuros del cambio climático recaen desproporcionadamente sobre las regiones que en estos momentos ya se encuentran entre las más calurosas y, a menudo, más pobres, multiplicando las desigualdades ya existentes”, explica Sol Hsiang, miembro del Climate Impact Lab y Profesor Distinguido de Políticas Públicas de la Universidad de California-Berkeley. “Afortunadamente, el mundo todavía está a tiempo de cambiar de curso mediante una agresiva reducción de las emisiones”, dice Hsiang

Hay que actuar

 En Faisalabad, Pakistán, por ejemplo, incluso con una mitigación moderada habría un promedio anual de 36 muertes por 100.000 más a causa del cambio climático entre 2020 y 2039

Los nuevos datos demuestran la necesidad de actuar con prisa, no solo para mitigar el cambio climático, sino para adaptarse también a sus consecuencias. En Faisalabad, Pakistán, por ejemplo, incluso con una mitigación moderada habría un promedio anual de 36 muertes por 100.000 más a causa del cambio climático entre 2020 y 2039. Si no se refuerzan de manera sustancial las medidas de adaptación, Faisalabad puede llegar, prácticamente, a duplicar la tasa de mortalidad adicional por el cambio climático hasta las 67 por 100.000 personas hacia la mitad del siglo. Se trata de un incremento casi tan letal como los derrames cerebrales, la tercera mayor causa de muerte en Pakistán en la actualidad.

Sigue toda la actualidad de la Cumbre del Clima en nuestra página dedicada a la COP27

También aquí en UNRIC