A-Z Site Index

Situación en el Mar Rojo y sus consecuencias en la cadena de suministro global

Ante la escalada de ataques en el Mar Rojo, el nuevo Secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI), Arsenio Domínguez, la agencia de las Naciones Unidas responsable de regular el transporte marítimo pidió rebajar las “las tensiones en medio de los ataques continuos al transporte marítimo internacional”.

«El mundo entero depende del transporte marítimo internacional. La gente de mar, los buques y las cargas no deberían ser objeto de ataques. Todos debemos colaborar para garantizar la seguridad de la gente de mar, la libertad de navegación y la estabilidad de las cadenas de suministro», dijo el Secretario General de la OMI en enero.

Los ataques liderados por los hutíes  han perturbado las rutas de envío frente a la costa de Yemen, lo que ha interrumpido el comercio global y ha provocado temores de un mayor desbordamiento de la guerra en Gaza. Los principales actores de la industria naviera han suspendido temporalmente los tránsitos a través del Canal de Suez, un eslabón vital para el transporte marítimo internacional.

Aumenta la tensión

En enero, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución condenando «en los términos más enérgicos» los múltiples ataques de los rebeldes hutíes.

Los hutíes controlan la capital, Saná, y grandes extensiones de Yemen, incluida la costa del Mar Rojo.  A mediados de noviembre comenzaron a atacar los barcos con destino a Israel, después de lanzar primero ataques con misiles y drones contra Israe, en apoyo al grupo extremista Hamas.

Desde entonces, han ampliado su objetivo a todas las compañías de envío internacionales, hasta que, dicen, Israel permita la entrada completa de suministros humanitarios a Gaza, lo que ha llevado a muchas compañías a desviar los barcos hacia el sur, rodeando el Cabo de Buena Esperanza, aumentando los costos y amenazando con interrumpir toda la cadena de suministro global.

En respuesta, Estados Unidos, el Reino Unido y otros países lanzaron ataques aéreos contra el grupo en el mar y ahora en tierra, aumentando aún más las tensiones en la región.

Los tránsitos semanales a través del Canal de Suez han disminuido un 42% en los últimos dos meses, según estimaciones del organismo de comercio y desarrollo de la ONU, UNCTAD. El Secretario General de la OMI, Arsenio Domínguez, se reunió recientemente con representantes de la industria naviera en la sede de la organización en Londres y reiteró el mensaje de que los marineros son víctimas inocentes en la volátil situación del Mar Rojo. Además, pidió la libertad de navegación para garantizar el comercio global y el flujo de bienes por mar e instó a la cautela y la contención para evitar una mayor escalada de la situación en el Mar Rojo y en la región en general.

Perturbación de las cadenas de suministro globales

El transporte marítimo, que es responsable de más del 80% del movimiento global de bienes, desempeña un papel crítico como la columna vertebral del comercio internacional. Los desafíos en el Canal de Suez se suman a las interrupciones preexistentes al comercio global causadas por la guerra en Ucrania y los niveles de agua anormalmente bajos en el Canal de Panamá debido a los impactos del cambio climático. Evitar el Canal de Suez y el Canal de Panamá requiere más días de envío, lo que resulta en gastos mayores.

«El efecto acumulativo de estas interrupciones se traduce en distancias de viaje de carga extendidas, costos comerciales crecientes y un aumento en las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte marítimo que tiene que viajar distancias mayores y a mayor velocidad», dijo la UNCTAD en un comunicado de prensa.

Las interrupciones prolongadas, especialmente en el envío de contenedores, representan una amenaza directa para las cadenas de suministro globales, lo que podría provocar entregas retrasadas y costos más altos.

«Los precios de la energía están experimentando un aumento debido a la interrupción de los tránsitos de gas, lo que afecta directamente el suministro de energía, especialmente en Europa. La crisis también está repercutiendo en los precios mundiales de los alimentos, ya que las distancias más largas y las tarifas de flete más altas podrían desembocar en costos más elevados. Las interrupciones en los envíos de granos desde Europa, Rusia y Ucrania representan riesgos para la seguridad alimentaria mundial, afectando a los consumidores y reduciendo los precios pagados a los productores», dijo la UNCTAD.

La organización está pidiendo una necesidad urgente de adaptaciones rápidas por parte de la industria naviera y una sólida cooperación internacional para navegar el rápido rediseño de la dinámica del comercio global.

«Los desafíos actuales subrayan la vulnerabilidad del comercio a las tensiones geopolíticas y los desafíos relacionados con el clima, exigiendo esfuerzos colectivos para soluciones sostenibles, especialmente en apoyo de los países más vulnerables a estos impactos», concluyó la UNCTAD.

Informe de la UNCTAD «Navigating Troubled Waters»

Según un informe de la UNCTAD publicado el 22 de febrero, los ataques a los envíos que afectan el Canal de Suez se suman a las tensiones geopolíticas que afectan las rutas de envío en el Mar Negro, y la grave sequía debido al cambio climático que está perturbando el envío en el Canal de Panamá.

La UNCTAD estima que los tránsitos que pasan por el Canal de Suez disminuyeron en un 42% en comparación con su punto máximo.

Con los principales actores de la industria naviera suspendiendo temporalmente los tránsitos por el Canal de Suez, los tránsitos semanales de buques portacontenedores han disminuido en un 67%, y la capacidad de transporte de contenedores, los tránsitos de petroleros y los buques gaseros han experimentado importantes declives. Mientras tanto, los tránsitos totales a través del Canal de Panamá disminuyeron en un 49% en comparación con su punto máximo.

Explora el informe «Navigating Troubled Waters» de la UNCTAD aquí.

Más información:

Punto de mira: Zona del mar Rojo

La ONU logra evitar una catástrofe ecológica en aguas del Mar Rojo

Israel-Palestina: la respuesta de la ONU

últimos articulos