A-Z Site Index

¿Cómo abordar la brecha de género en el ciclismo?

El ciclismo se enfrenta a una sorprendente disparidad de género. Las estadísticas indican una representación significativamente menor de mujeres ciclistas en todo el mundo, con tres o cuatro veces más hombres que circulan en bicicleta por las carreteras. Esta diferencia se debe a preocupaciones de seguridad, una infraestructura inadecuada y expectativas sociales. En UNRIC discutimos estos desafíos y tendencias para mejorar la seguridad y la inclusión de las mujeres en el ciclismo con Philip Amaral, Director de Política y Desarrollo en la Federación Europea de Ciclistas (ECF).

El ciclismo se enfrenta a una sorprendente disparidad de género. Las estadísticas indican una representación significativamente menor de mujeres ciclistas en todo el mundo, con tres o cuatro veces más hombres que circulan en bicicleta por las carreteras. Esta diferencia se debe a preocupaciones de seguridad, una infraestructura inadecuada y expectativas sociales. En UNRIC discutimos estos desafíos y tendencias para mejorar la seguridad y la inclusión de las mujeres en el ciclismo con Philip Amaral, Director de Política y Desarrollo en la Federación Europea de Ciclistas (ECF).

¿Cómo varían las actitudes culturales hacia las mujeres ciclistas en los distintos países europeos?

Philip Amaral (Federación Europea de Ciclistas, ECF): Aunque hay investigaciones limitadas sobre este tema, los estudios sobre hábitos de transporte indican que tradicionalmente, actividades como conducir o andar en bicicleta están más asociadas a los hombres. El desarrollo histórico de la infraestructura vial, especialmente desde la Segunda Guerra Mundial, a menudo diseñadas pensando en una mano de obra masculina, ha influido en los patrones de desplazamiento. El ciclismo tiende a ser percibido como una actividad predominantemente masculina, especialmente en el ámbito deportivo, aunque la participación de las mujeres en el ciclismo deportivo ha tenido avances en los últimos años.

Datos recopilados por Strava (centrado principalmente en el ciclismo deportivo) revelan brechas de género significativas, con las mujeres pasando menos tiempo en bicicleta que los hombres en varios países: España (64% menos), Francia (54% menos), Reino Unido (54% menos), Alemania (42% menos), Japón (66% menos), Estados Unidos (45% menos) y Brasil (37% menos). Estas tendencias parecen mantenerse en la movilidad diaria en bicicleta.

Los estudios indican que una mayor desigualdad de género en las sociedades urbanas reduce el acceso de las mujeres a los coches privados, lo que las hace más dependientes de modos alternativos como caminar o el transporte público. La sensibilidad de las mujeres a los riesgos del tráfico y el miedo al acoso sexual contribuyen a reducir el uso de la bicicleta, lo que subraya la necesidad de una infraestructura ciclista inclusiva y cambios culturales de apoyo.

¿Qué barreras, además de la infraestructura y la seguridad, impiden que más mujeres practiquen el ciclismo?

Más allá de los aspectos cruciales de la infraestructura y la seguridad, existen barreras adicionales que contribuyen a la menor participación de las mujeres en el ciclismo. Datos del 2023 recopilados por Strava revelan que las mujeres se sienten menos cómodas andando en bicicleta si hay menos ciclistas femeninas alrededor. Factores como la hora del día también juegan un papel, siendo menos probable que las mujeres viajen antes del amanecer o después del atardecer.

Las responsabilidades desproporcionadas de hogar y cuidado infantil contribuyen a que las mujeres tengan menos tiempo activo semanal y durante el fin de semana que los hombres. La calidad de la infraestructura ciclista también juega un papel importante, incluyendo senderos bien iluminados, superficies lisas y separación de otros modos de transporte. Además, la sensibilidad de las mujeres a los riesgos del tráfico afecta aún más sus hábitos de ciclismo.

¿Cómo se pueden mejorar las medidas de seguridad para fomentar que más mujeres empiecen a andar en bicicleta?

Se pueden implementar varias medidas para mejorar la seguridad y fomentar que más mujeres comiencen a practicar el ciclismo. El liderazgo político es crucial para dar ejemplo y promover los desplazamientos activos. Construir una buena infraestructura, especialmente carriles bici segregados en carreteras principales, contribuye a una red de ciclismo continua y segura.

Se deben garantizar instalaciones de estacionamiento de bicicletas adecuadas y accesibles, que puedan acomodar bicicletas más grandes como las de carga, en lugares de trabajo, tiendas, escuelas y hospitales. Asegurar calles bien iluminadas y atractivas beneficia a todos los ciclistas.

La implementación de un límite de velocidad de 30 km/h en las ciudades contribuye significativamente a la seguridad de peatones y ciclistas. Reducir el estacionamiento de autos en la calle mejora la equidad vial, creando más espacio para el transporte no motorizado y haciendo que caminar y andar en bicicleta sean más seguros. Estas medidas tienen como objetivo no solo incrementar el ciclismo entre las mujeres, sino fomentar el ciclismo para todos.

madre-niños-Cargo Bike
Una madre y sus hijos en una Cargo Bike.

¿Podrías compartir las iniciativas o programas emprendidos por ECF para animar a las mujeres a iniciarse en el ciclismo?

Como una ONG centrada en la defensa de los derechos en ECF, trabajamos a nivel político para promover el ciclismo, sobre todo para animar a más mujer a empezar a andar en bicicleta. Abogamos por un mayor financiamiento de la Unión Europea para la infraestructura ciclista para garantizar su seguridad y accesibilidad.

Nuestra red “Mujeres en el Ciclismo”, gestionada en colaboración con socios de la industria, tiene como objetivo promover la inclusión de las mujeres en el sector del ciclismo.

En tu opinión, ¿cómo sirve el ciclismo como una herramienta para el empoderamiento de las mujeres, especialmente para los grupos marginados?

El ciclismo es intrínsecamente democrático, inclusivo y asequible, lo que lo convierte en una herramienta de empoderamiento para las mujeres y los grupos marginados. Fomenta la cohesión comunitaria, especialmente en zonas afectadas por grandes infraestructuras viarias, creando comunidades ciclistas unidas. Más allá de los beneficios sociales, el ciclismo contribuye a una mejor salud, seguridad vial, reducción de la contaminación del aire, menores emisiones de CO2 y una disminución de la contaminación acústica, lo que lo convierte en un modo de transporte sostenible e inclusivo.

—-

Philip Amaral es el Director de Política y Desarrollo en la Federación Europea de Ciclistas (ECF) desde abril de 2021. ECF promueve el ciclismo como un medio de transporte diario y ocio, influyendo en las políticas de la Unión Europea y europeas para promover un ciclismo mejor y más accesible para todos. En este cargo, Philip lidera los equipos de defensa, política, investigación y proyectos de ECF, y ayuda a desarrollar oportunidades de recaudación de fondos y negocios para la organización. Philip ha vivido en Bruselas por más de 16 años. Antes de unirse a ECF, trabajó para ONGs para influir en la acción de la Unión Europea en derechos humanos, protección de refugiados y migrantes y protección de civiles en conflictos. Cuando Philip no trabaja, le gusta, como podrás imaginar, andar en bicicleta.

Federación Europea de Ciclistas (ECF): Fundada en 1983, la Federación Europea de Ciclistas es una asociación independiente sin ánimo de lucro con sede en Bruselas dedicada a conseguir más y mejor ciclismo para todos en Europa. Con más de 65 organizaciones miembro en más de 40 países, ECF une a los movimientos ciclistas europeos como la única voz de la sociedad civil a nivel paneuropeo y como la organización de defensa de ciclistas más grande y conocida a nivel mundial.

Más información: 

Sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible 

El derecho a sentir el viento en el pelo 

Día Mundial de la Bicicleta 

últimos articulos