La Comisión Independiente de Investigación sobre Ucrania presentó el martes su primer informe escrito detallado a la Asamblea General de la ONU, en el que se concluye que hay motivos razonables para creer que se ha cometido «una serie» de crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos internacionales y del derecho humanitario.

Captura de pantalla tweet Comisión Independiente de Investigación de Ucrania

La Comisión Independiente fue creada por el Consejo de Derechos Humanos en marzo y presentó sus primeras conclusiones en Ginebra a finales del mes pasado.

Devastación y pérdidas

La Comisión documentó ataques en los que se utilizaron armas explosivas de forma indiscriminada en zonas pobladas que estaban siendo atacadas por las fuerzas armadas rusas, y descubrió que las tropas rusas habían atacado a civiles que intentaban huir.

«El impacto de estas violaciones en la población civil de Ucrania es inmenso. La pérdida de vidas se cuenta por miles. La destrucción de las infraestructuras es devastadora», declaró el Presidente de la Comisión, Erik Møse.

También hay ejemplos de que ambas partes, en diferentes grados, no protegen a los civiles o a los objetos civiles contra los efectos de los ataques, al ubicar objetos y fuerzas militares dentro o cerca de zonas densamente pobladas.

Las fuerzas armadas rusas son responsables de la gran mayoría de las violaciones identificadas, incluidos los crímenes de guerra. Las fuerzas ucranianas también han cometido violaciones del derecho internacional humanitario en algunos casos, incluidos dos incidentes que se consideran crímenes de guerra.

La verdad «tal y como la hemos observado»

En una entrevista concedida a Noticias ONU el martes, el Sr. Møse dijo que esta primera fase del trabajo de la Comisión se centraba principalmente en la recopilación de pruebas primarias, especialmente de testimonios.

Cuando se le pidió su reacción al hecho de que muchos rusos no acepten que sus fuerzas hayan llevado a cabo ninguna violación de los derechos humanos durante la guerra, dijo simplemente que «lo que está en este informe, es la verdad tal y como la hemos observado».

La Comisión documentó pautas de ejecuciones sumarias, confinamiento ilegal, tortura, malos tratos, violaciones y otros actos de violencia sexual cometidos en las zonas ocupadas por las fuerzas armadas rusas en las cuatro regiones en las que se centró.

Un padrastro cuyo hijo fue asesinado en Bucha dijo a la Comisión: «Antes quería encontrar a los responsables y matarlos. Pero ahora quiero que se juzgue a los culpables y que se sepa la verdad».

UNRIC Info Point – Recursos de las Naciones Unidas