Xavier Espot Zamora, primer ministro de Andorra
Xavier Espot Zamora, Head of Government of the Principality of Andorra, addresses the general debate of the General Assembly’s seventy-seventh session.

En su intervención en la sesión 77 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Xavier Espot Zamora, Primer Ministro de Andorra, afirmó que el mundo vive una «acumulación de crisis» agravada por una economía que utiliza excesivamente las materias primas. «El planeta está agotado», dijo, describiendo la triple crisis del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

«Además, la guerra en Ucrania amenaza el orden mundial, así como a la población civil de ese país, provocando una de las peores crisis de refugiados en Europa desde la Segunda Guerra Mundial», señaló y añadió que laa guerra actual también ha provocado una crisis alimentaria y energética. Aunque la situación no es esperanzadora, subrayó la necesidad de que el multilateralismo prevalezca sobre el unilateralismo.

Andorra, modelo a escala mundial

A pesar de su pequeño tamaño, Andorra puede servir de modelo a escala mundial. Participa activamente en numerosas organizaciones multilaterales y entiende que la recuperación y el cambio positivo sólo pueden producirse mediante la colaboración y el diálogo. De hecho, en 2023, Andorra celebrará su trigésimo aniversario de adhesión tanto a las Naciones Unidas como a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). El Gobierno aprovechará la ocasión para presentar el multilateralismo y su importancia a sus ciudadanos.

Cambio climático

En cuanto al cambio climático, dijo que Andorra presentó su contribución nacional a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 2015 y que el Parlamento de su país aprobó por unanimidad declarar el estado de emergencia climática, así como la Ley de Fomento de la Transición Energética y del Cambio Climático. Otras acciones incluyen el establecimiento de una ecotasa que grava a las industrias con mayor impacto en el medio ambiente. La recaudación del impuesto se ha utilizado para financiar la transición ecológica, así como para proporcionar transporte público gratuito a los ciudadanos del país. El Gobierno también aprobó una ley destinada a encaminar al país hacia una economía circular para 2035.

Afirmó que esta Asamblea General debe servir para «renovar la solidaridad entre los pueblos» y «renovar un contrato social sobre derechos humanos». Advirtiendo que «no podemos permitirnos mirar atrás y ver cómo nuestra inacción condujo a un daño catastrófico e irreversible para nuestro planeta y para la humanidad», expresó la voluntad de Andorra de formar parte de la solución global.